por san San Valentín, palomas a mil

– Paloma mía

– Y tu mi Halcón, ¡rapaz!

En toda la literatura de todas las culturas, el halcón y la paloma van tan unidamente separados, como el agua al fuego. A la izquierda tienen un ejemplo directamente directo, “The Falcon & the Dove” El Alcón y la Paloma de Bonnie Vanak. Y aunque no tratamos del arte de la cetrería, (no nos den malas ideas…)  les voy a proponer un enlace. Si quieren darle una sorpresa a algún Alcón o Paloma, pueden usar este singular servicio de Rapaces

 

Deja un comentario