La paloma más cara del mundo

Cada sociedad tiene sus propias reglas cuando se trata de la clasificación y el tratamiento de diferentes animales. En el pasado las palomas eran animales muy importantes gracias a los mensajes que podían transportar.

Las carreras de palomas eran muy populares en toda Europa occidental, y como te comentábamos, también gracias a su capacidad de transportistas eran unos animales muy privilegiados.

Las carreras de palomas comenzaron a tener una mayor fuerza a mediados del siglo XIX, cuando los primeros deportistas belgas comenzaron a criar a estos animales para que tuvieran más resistencia y velocidad.

La paloma más cara del mundo fue vendida a un comprador chino. El precio que pagó fue de 200.000 dólares. La venta se hizo a través de una subasta que tuvo lugar en Bélgica. La paloma se caracterizaba por ser una mensajera de gran pedigrí. Conocida como Príncipe Azul, su forma es regordeta y se compró con la intención de conseguir una camada de palomas más rápidas que ella.

Deja un comentario